Páginas

lunes, 21 de febrero de 2011

Pequeña historia

Os voy a contar una historia que aún no se como acabará, pero sí como empezó.
Era un viernes 18 de febrero, cuando me llegó al trabajo mi nuevo objetivo un nikon 70-300 af-s vr (y tal), estaba contento a más no poder y deseoso de que llegase el sábado por la tarde para poder estrenarlo. Por desgracia ese día llovió y me tuve que conformar con hacer algunas pruebas en casita donde vi que aparecía un horrible pixel rojo en las imágenes, pero para mi horror fijándome más en esas fotografías comprobé que no era un único pixel el que se mostraba, ¡eran decenas de ellos! Limpie la lente, el sensor, cambié de objetivo y nada eso seguía ahí. Acto seguido me puse a investigar por la red, donde descubrí el nombre técnico de estos infernales elementos; 'hot pixels'. También descubrí una herramienta para analizar el numero que tiene nuestra cámara. Me puse manos a la obra y... y... vi como me detectaba uno a uno hasta la friolera de 53 'hot pixels' en algunas ISO os podéis imaginar mi estado de animo en ese momento, una furia descontrolada se apoderaba de mi y un odio irracional hacía nikon hacía acto de presencia, una retaila de sonoros improperios salieron de mi... bueno todo esto ultimo no, solo me cague en todo un par de veces pero internamente, que soy muy comedido.
Así que hoy he empaquetado la cámara y me he ido al centro comercial donde la compre, nada en 5 minutos (incluida la llamada que ha contestado el dependiente que me ha atendido) he sido despachado, ¿con una solución? No, con un numero de teléfono, el del SAT de nikon, ya que según el mismo si la dejaba allí se podía retrasar hasta un mes más de lo que tardaría si la tramitaba yo directamente.

Mmm... Mañana llamaré a ver que me cuentan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario